PRINCIPALES SUBVENCIONES Y BONIFICACIONES FISCALES COMO INCENTIVO DEL AUTOCONSUMO EN LAS PRINCIPALES CIUDADES ESPAÑOLES.

 

En el contexto actual energético, y con el revuelo posterior a la aprobación del Real Decreto-ley 15/2018, del 5 de octubre, por el cual se da el beneplácito a medidas urgentes para la transición energética y protección de los consumidores, se despejan varias dudas sobre el futuro del autoconsumo en España y la intencionalidad por parte del ejecutivo en desarrollar un modelo energético descarbonizado e independiente energéticamente de las importaciones extranjeras, exponiendo los mecanismos que el gobierno pondrá sobre la mesa como forma de promoción y fomento de esta alternativa de generación eléctrica sostenible e internamente renovable con foco en el sol como principal fuente de energía.

El principal instrumento para incentivar la generación de electricidad mediante instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo, influye directamente en la economía de los usuarios, pues se trata de subvenciones y bonificaciones fiscales a todo aquel que apueste por esta energía verde.

Hay que decir, que como antesala a este RDL y a esta serie de medidas, y con el objetivo de impulsar masivamente el autoconsumo FV, la energía producida y autoconsumida mediante este método, está exenta de cualquier tipo de cargo o peaje, derogando el irrisorio a la vez que ridículo “impuesto al sol” por el que tantas críticas internacionales hemos recibido, o la penalización a los sistemas con almacenamiento, trabas que desmotivaban a cualquier agente económico a invertir en el sector.

En la actualidad, son los ayuntamientos y las provincias, los que están apostando por esta alternativa verde desarrollando e impulsando iniciativas de carácter económico y administrativo en cada normativa municipal, facilitando la instalación y desarrollo de proyectos FV de cualquier envergadura. Dichos incentivos y ayudas se basan en bonificaciones a impuestos como el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), así como la bonificación de hasta el 95 % al Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO).

En relación al IBI, con 45 municipios aplicando algún tipo de bonificaciones sobre este impuesto, y acorde al Real Decreto Legislativo 2/2004, son las ordenanzas fiscales las que pueden regular una bonificación de hasta el 50 % de la cuota íntegra del impuesto para aquellas viviendas que apuesten por el aprovechamiento tanto térmico como energético de la energía solar, siendo competencia directa de cada administración el fijar la duración de esta bonificación, así como el tipo de inmueble benefactor de esta ayuda.

Las limitaciones a esta rebaja del impuesto pasan por subvenciones bajas como es el caso de las provincias de San Sebastián o Málaga, en donde la rebaja es tan solo del 10 y el 15 % del impuesto respectivamente, de duración corta, con Jaén, Granada y Ávila disfrutando tan solo un año de esta reducción fiscal, hasta el tipo de uso de la instalación, restringiendo su aplicación en casos solamente de ser vivienda habitual, como ocurre en La Coruña o Logroño. Además, en algunos casos, se indican limitaciones de la aplicación de las ayudas en lo que a potencia instalada se refiere, rechazando en algunos casos, proyectos de potencia superior a un valor determinado. En contraposición, hay numerosas provincias que definitivamente apuestan por este tipo de aprovechamiento energético, como es el caso de Córdoba, Sevilla o el municipio de Getafe, que aplican el descuento más alto al IBI (50 %), con una duración de entre 3 y 30 años, como el caso de Córdoba, provincia con la aplicación del descuento con más duración de toda España.

En lo que al ICIO se refiere, se contempla hasta un 95 % de descuento sobre esta tasa para construcciones que incorporen en su estructura sistemas de energía solar. Caben destacar Barcelona, Palma de Mallorca y Córdoba otra vez, como provincias cuyo descuento en este impuesto es el máximo.

El autoconsumo ha llegado para quedarse, luego, aquellas provincias que apuesten por este tipo de generación, verán mejorados en sus territorios los parámetros de calidad medioambientales y por tanto serán testigos de la mejora del índice de calidad de vida de sus habitantes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.