Principio de acuerdo entre fabricantes de coches para desarrollar una red de cargadores de coches eléctricos.

Seguimos con más indicios que apuntan a un rápido desarrollo del coche eléctrico en Europa. Ya no se trata sólo de las ayudas gubernamentales, la eliminación de pagos al estacionar en la vía pública, los rumores sobre la imposibilidad de acceder a las grandes ciudades con motores térmicos o la posibilidad de utilizar el bus VAO sin ningún tipo de restricción o condición. Cuatro grandes grupos automovilísticos (BMW, Daimler, Volkswagen y Ford) han anunciado la constitución de una compañía conjunta para desarrollar un red de cargadores de carga rápida en la que los conductores podrán recargar sus coches en unos 10 minutos.

El objetivo es empezar en el 2017 la puesta en marcha de un plan para instalar 400 puntos de recarga de carga rápida. Estos cargadores de vehículos eléctricos estarán ubicados en las principales autopistas europeas con el fin de permitir los desplazamientos largos por el continente. De esta manera, las marcas hacen frente a dos de las principales debilidades que han frenado hasta ahora el desarrollo de la movilidad eléctrica como son las limitaciones para grandes viajes y la lentitud en la recarga.

«Se espera que la experiencia de carga evolucione hasta ser tan práctica como el repostaje en estaciones de servicio convencionales», indican las marcas en un comunicado conjunto. Los vehículos con baterías preparadas para la carga ultrarrápida podrán recargar «en una fracción del tiempo que cuesta actualmente», añaden.

La red de cargadores estará diseñada por los coches equipados con el Sistema de Carga Combinada (CCS), el conector adoptado por los fabricantes alemanes y norteamericanos que permite realizar recargas en corriente continua con Intensidades superiores a los 125 A. Estos tipo de recarga es diferente de los que utilizan los turismos de los fabricantes japoneses y los franceses, llamado comercialmente CHAdeMO. Los nuevos puntos tendrán una potencia de hasta 350 kW y permitirán recargar la totalidad o un nivel cercano al 100% de la capacidad de las baterías en un tiempo que puede ir de 10 minutos a 20, según los cálculos de los expertos.

Evidentemente, este tipo de recarga deberá de desarrollarse en paralelo con la carga vinculada y la implantación de cargadores tanto de carga lenta a nivel doméstico como de carga semirápida en oficinas, en centro comerciales etc. Aunque la carga rápida es la más cómoda, lo más operativo es hacer uso de la energía eléctrica en los periodos de valle que coinciden con la noche.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.