Con el nuevo Real Decreto-Ley 15/2018 se han abierto las puertas del autoconsumo, pero también las de la movilidad eléctrica. Mediante esta nueva normativa, se han eliminado los elementos que dificultaban la instalación de nuevos puntos de recarga y a continuación, se resumen las novedades.

  • Se elimina la figura del Gestor de carga.
  • Cualquier persona o empresa puede gestionar los puntos de recarga suministrando la energía eléctrica a los clientes y  cobrando cualquier precio por ella.
  • No hay que realizar una línea de electricidad paralela solo para el cargador. Se puede conectar el punto de recarga directamente con el suministro, reduciendo costes y trámites.
  • La instalación de un punto de recarga no existe trámite alguno con Industria. El único requerimiento será la inscripción de la instalación en un registro autonómico.

En resumen, la instalación de cargadores para vehículos eléctricos es más fácil que nunca debido a que se han suprimido las trabas del pasado. Además, este tipo de instalaciones pueden suponer un ingreso extra para las empresas que apuesten por ellas, ya que atraerán a un tipo de clientes que otros no pueden.

Catálogo de cargadores eléctricos