La Unión Europea quiere que cada nueva vivienda tenga cargadores para coches eléctricos.

La Comisión Europea quiere que como muy tarde a partir de 2019, todo edificio de nueva construcción o que haya sido reformado, tenga la obligatoriedad de contar con un cargador para coches eléctricos.

Que no haya una nueva casa sin un cargador para coches eléctricos. Este es el ambicioso objetivo que se ha marcado la Comisión Europea para el año 2019. Por ahora es un borrador y está a la espera de que sea debatido y aprobado, pero el primer paso ya está dado. Si finalmente esta propuesta prospera, en 2023 el 10 por ciento de los parkings de los nuevos edificios deberían contar con zonas específicas para la recarga de coches eléctricos.

Esta iniciativa supondría, sin ningún tipo de duda, el revulsivo definitivo para la venta de los coches eléctricos. Y es que muchos propietarios de este tipo de coches no pueden cargar su coche durante la noche mientras se encuentran en casa y tienen que recurrir a las estaciones de recarga eléctrica públicas o, en caso de tenerla, a una toma doméstica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.